Contactar Linkedin Youtube Instagram Facebook Twitter

We've detected that you're browsing on a different language than your location.
Do you want to see the English version of this page?

English Español
Procesado para la conservación de alimentos
simplicity beverage

bianca kiovanni-simplicity beverage

Hiperbaric conversa con Bianca Kiovanni, fundadora de Simplicity Beverage en Atlanta, EE.UU. Una empresa que produce tés y limonadas artesanales prensadas en frío, para celebrar el Black History Month. Bianca no sólo es la fundadora de una empresa de tés y limonadas naturales, sino que durante el día ejerce como quiropráctica y practicante de medicina funcional. Su interés por la nutrición y el asesoramiento a sus pacientes es una de las razones que le llevaron a fundar su empresa. Combina su interés por la salud y la alimentación con «Droplets of Knowledge™, datos sobre los ingredientes saludables de sus bebidas impresas en la parte delantera de cada botella. Como prueba de su éxito, Bianca fue finalista en BevNET Live’s Showdown en diciembre de 2021.


Entrevista con Simplicity Beverage

Pregunta: Cuéntanos sobre la historia de “Simplicity Beverage” y cómo empezaste este proyecto.

Respuesta: El lema de la empresa es Clean Ingedients, Complex Flavours ™. Me metí en «Simplicity» por lo que yo llamo «un error a propósito».

Durante el día, soy médico. Una de las cosas que hago mucho es el asesoramiento nutricional. Me di cuenta al hablar con mis pacientes de que nadie hablaba de lo que bebían sino de lo que comían. Si tienes a alguien que tal vez es prediabético, pero va a la gasolinera y se lleva un vaso de algún producto carbonatado, es un problema tan grande como lo que está comiendo. Y así es como empezó «Simplicity»

Al igual que mis pacientes, fue una especie de reto para mí decir: «¿Sabes qué? Definitivamente necesito reducir los productos procesados», incluso los zumos y las bebidas. Si lees la botella, el 5 o 10% es jugo, pero te preguntas, bueno, ¿qué es el porcentaje restante? Un día, literalmente, me metí en mi propia cocina y dije: «¿Es posible conseguir algo que sepa bien, que esté lleno de sabor, que no tenga productos químicos, su procesamiento, colores artificiales, edulcorantes, y demás cosas de esa naturaleza?». Y así es exactamente como nació «Simplicity». Durante los últimos 10 años me dediqué a tantear con la idea porque era algo que siempre tenía que hacer después del trabajo. Intenté lanzar la empresa varias veces y parecía que cada vez ocurría algo catastrófico, la última fue la pandemia. Literalmente, hice una sesión de fotos para el producto el 2 de marzo de 2020, y para cuando recibimos las fotos, el país estaba cerrado.

Tuve que aparcar el negocio durante un año y, de nuevo, centrarme en la sanidad. En 2021, dije: «Es ahora o nunca». Lancé «Simplicity» con cuatro sabores. El primer sabor se llama «Brisa de Albahaca». Es una limonada de albahaca. Luego tengo «FulFill-Mint», que es un té verde con infusión de menta. Tengo «Guava Goodness», que es una limonada de guayaba, y «Island Time», que es un té de hibisco. Todo está endulzado con azúcar de caña ecológico y es sin gluten y vegano. No tenemos colorantes alimentarios artificiales. Utilizo el proceso HPP para pasteurizar y mantener la vida útil refrigerada de mis productos.

simplicity beverage

 

¿Empezaste tu negocio con tecnología HPP?

Por supuesto. Como profesional de la salud, sabía lo que quería y, sobre todo, lo que no quería. Dije: «Tiene que haber una manera de no calentar las bebidas», porque cuando pasteurizas térmicamente, se produce lo que se llama desnaturalización. La desnaturalización es como lo que ocurre con un huevo. Si lo cojo crudo y lo hiervo, nunca podré volver a convertirlo en un huevo crudo, a diferencia del agua, que se puede calentar o congelar, pero siempre se puede volver a convertir en líquido. Irónicamente, estaba hablando con uno de mis pacientes que trabaja en el sector de la alimentación y las bebidas, y me dijo: «Hay una nueva tecnología llamada HPP en la que no hay que calentar el producto». Y yo dije: «Eso es exactamente lo que estoy buscando». A lo largo de mis pruebas de vida útil y de validación, siempre he utilizado el proceso HPP.

 

¿Cómo conociste a Hiperbaric?

Ellos realizaron mi estudio de validación. Mi objetivo es entrar en el canal retail de la alimentación y, con suerte, en el canal Horeca. Sabía que tenía que contar con esos estudios para demostrar que el proceso HPP era bueno para el producto que iba a ofrecer. Además, Hiperbaric me presentó a mi co-packer y a mi toller HPP, “Universal Pure”, ambos en Atlanta.

Mis bebidas cuentan con más de 12 semanas de vida útil en refrigeración. Demostramos que no había ninguna presencia de E. coli, ni crecimiento de salmonela, ni nada por el estilo, lo cual, obviamente, cuando tratas con retailers, es muy importante pues ellos quieren saber lo bueno que va a ser el producto en sus almacenes.

 

Háblame del proceso de fabricación actual. ¿Se abastece con ingredientes locales?

Todo tiene lugar en Atlanta. Tengo un co-packer que produce mis productos, y todas mis recetas son 100% autoformuladas. Lo mejor de mi co-packer es que utiliza HPP para otras bebidas. Intentamos utilizar ingredientes locales, pero hay cosas que no se pueden obtener localmente porque no se cultivan aquí, como la guayaba, que no crece en Georgia.

 

El mundo de los zumos cold press está creciendo. ¿Qué crees que está impulsando este crecimiento?

Creo que a veces puede haber una desconexión entre lo que quieren los fabricantes de productos de consumo envasados o lo que creen que quieren los clientes, y lo que estos realmente quieren. Esa es también la ventaja de trabajar en el sector sanitario: los pacientes me dicen literalmente a la cara: «No quiero productos procesados. Quiero productos frescos, quiero productos naturales. Quiero productos limpios. Quiero sentirme bien con lo que le doy a mi cuerpo».

Y con la pandemia, al estar en casa, creo que la gente tuvo mucho tiempo para sentarse y reflexionar sobre sus elecciones en cuanto a alimentos y bebidas. Ni siquiera teníamos acceso a los mismos restaurantes y bares a los que normalmente íbamos. Creo que eso hizo que la gente diera un paso atrás y pensara en lo que estaba haciendo. ¿Qué estamos metiendo en nuestro cuerpo?

 

¿Hacia dónde cree que se dirigen esta clase de productos en los próximos cinco años??

Los veo en crecimiento constante por múltiples razones. La gente quiere vivir más tiempo y es más consciente del coste de la sanidad. Si hay algo que se puede hacer ahora para prevenir los gastos sanitarios en el futuro, va a tener mucho que ver con la dieta.

Y lo más barato y cómodo no siempre es lo mejor. Creo que la gente es más consciente de leer las etiquetas y entender los ingredientes que contiene. Con el aumento de la sensibilidad alimentaria de los niños, los padres son más conscientes de lo que compran. Hay cosas como las cooperativas de alimentos y los mercados de agricultores en los que la gente se interesa más por lo que ingiere. Veo que el mercado seguirá creciendo gracias a las redes sociales y otras vías que hacen que la gente sea más consciente.

 

Cambiando de tercio, hablemos de tu reciente reconocimiento por parte de “BevNET” y su concurso «Beverage Showdown», en el que has quedado en segundo lugar, ¿cómo te involucraste en él?

Mi antiguo co-packer me había hablado de «BevNET». Me dijeron: «Si quieres saber algo sobre el mundo de los alimentos y bebidas, «BevNET» es el lugar al que debes ir». E, irónicamente, yo estaba en mi oficina con un paciente, y resulta que tenía mi teléfono móvil en la mano, algo que normalmente nunca hago. Y me llegó un correo electrónico el 11 de noviembre, diciendo: «Tienes un día más para presentar tu empresa para BevNET Live». Y yo dije: «Bueno, un día más». No sabía que tenía ningún día.

Estaba leyendo cuáles eran los requisitos. Y dije: «Bueno, mi empresa cumple los requisitos». Me apresuré a presentar mi solicitud, grabé mi vídeo y lo envié. A la semana siguiente me seleccionaron como semifinalista. Envié el producto y fui a California en diciembre a presentar mi empresa, y terminé en segundo lugar.

 

simplicity beverage

 

Cambiando de tema de nuevo, febrero es el Mes de la Historia Negra (Black History Month). ¿Qué significa para usted?

Es muy significativo, no creo que febrero sea el mejor mes siendo el más corto, pero sí el mes de mi cumpleaños, así que hay que conseguir la mejor calidad de personas en el menor tiempo posible. La historia negra, la historia asiático-americana, la historia de los nativos americanos, la historia de los latinos, todo es importante. Todo es relevante. No creo que un mes sea tiempo suficiente ni mucho menos. Pero creo que con las redes sociales estamos entrando en un espacio en el que, con suerte, estamos empezando a conocer a algunos de los más actuales impulsores y agitadores que están empujando los límites en el mundo de la comida y la bebida, en la tecnología, en la asistencia sanitaria, en las TI, en los campos legales.

Por mi parte, siento que tengo una enorme responsabilidad como mujer de color y como empresa propiedad de una mujer negra para demostrar -no solo a otras personas de color, niños y niñas- sino a toda la gente, que esto es posible. Puedes hacer y tener todo lo que quieras, si estás dispuesto a hacer el trabajo, esa es la parte más importante. Y hacer ese esfuerzo es independiente del color, la raza, la religión o el origen.

 

¿Dónde puede comprar la gente tu producto?

Ahora mismo, llegamos directos al consumidor. Puse en marcha mi empresa el 1 de noviembre y me enteré de la existencia de “BevNET” 11 días después. Con la escasez de mano de obra, no quise pasar por la molestia de tratar de resolver todo este asunto de inmediato. Con la pandemia, las plataformas de delivery de comida explotaron. Dije: «¿Por qué no llevar mi producto directamente al consumidor?».

Puedes conseguir nuestros productos localmente en «Uber Eats», «Grubhub», «DoorDash», «Postmates», y estamos en un par de establecimientos en Atlanta. Cuando me lancé, estábamos justo en la época de celebraciones. Con los desafíos en la cadena de suministro y de envío, no quería afectar al producto y la reputación de mi negocio tratando de saltar y empezar a enviar a nivel regional o nacional.

Así que en eso estamos trabajando ahora, en nuestra distribución regional y eventualmente nacional, así como en la distribución en varios restaurantes. Mi objetivo es que en 2022 estemos en las tiendas de comestibles locales en el área metropolitana de Atlanta, creciendo hacia la distribución regional y nacional.

 

He notado tu interés por la sostenibilidad: imprimen el logotipo y la información del producto directamente en la botella, en lugar de utilizar una etiqueta adhesiva o retractilada.

No queríamos utilizar etiquetas ni adhesivos. Nuestras botellas son 100% de plástico PET, que es compatible con el proceso HPP. Eso era algo que no estaba dispuesto a negociar. Nuestras botellas son 100% reciclables y pueden convertirse en bolsas, muebles y otros productos. Con mi co-packer, el 100% de los residuos de los zumos se destina al compostaje. Quise crear esta empresa desde el principio con una visión y una misión determinadas.

Además, el procesado HPP es una tecnología de vanguardia que sólo utiliza agua fría y una presión de agua extrema. No se necesita electricidad ni combustibles fósiles, ya que el agua fría nunca se calienta y acaba reciclándose para su uso continuo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Los datos que nos facilite serán tratados por Hiperbaric S.A. con la finalidad de publicar su comentario. Puede ejercitar sus derechos en materia de protección de datos en [email protected]. Puede obtener más información en nuestra Política de Privacidad.