La tecnología de prensado isostático en caliente o Hot Isostatic Pressing (HIP) es un proceso aplicado a piezas que requieren de extraordinarias prestaciones mecánicas. Cuenta con múltiples beneficios como la calidad y alto rendimiento de los componentes, la flexibilidad en el diseño, la reducción de costes y la minimización del impacto ambiental.

El HIP tiene una amplia variedad de usos entre los que destacan la mejora de las propiedades de los materiales, el sinterizado de piezas pulvimetalúrgicas, la unión por difusión entre piezas metálicas, la densificación de piezas de fundición y el post-procesado y eliminación de defectos de piezas realizadas mediante fabricación aditiva.

La tecnología HIP se presenta como la más efectiva (y en algunos casos la única capaz) para conferir a las piezas y componentes la calidad requerida por los sectores más exigentes como  el aeroespacial, petróleo y gas, nuclear, automoción, implantes médicos, defensa o el industrial.

Sectores de la tecnología HIP

Sectores que pueden emplear la tecnología Hiperbaric HIP en sus procesos de fabricación.