El prensado isostático en caliente (del inglés Hot Isostatic Pressing, HIP) es un proceso de fabricación utilizado para densificar piezas metálicas y cerámicas. Se basa en la aplicación de altos niveles de presión (hasta 2.000 bar / 200Mpa) y temperatura (hasta 1.450 °C) a través de una atmósfera inerte, a piezas y componentes principalmente metálicos y cerámicos con el fin de densificarlos y conferirlos excelentes propiedades mecánicas.

Mejora las propiedades de los componentes críticos

Gracias a la densificación de la estructura, el material desarrolla mejores propiedades mecánicas como vida a fatiga, resiliencia o ductilidad. Además, estas y el resto de propiedades mecánicas presentan menor variabilidad y mejor consistencia obteniendo componentes más fiables.

Ventajas HIP

El procesado HIP es totalmente complementario y sinérgico con diferentes técnicas de fabricación como fundición (Casting); moldeado por inyección de metal (Metal Injection Moulding, MIM); pulvimetalurgia (Powder Metallurgy, PM) incluyendo conformado próximo a la pieza final (Near Net Shape, NNS); unión por difusión (Diffusion Bonding, DB) y las diferentes tecnologías de fabricación aditiva (Additive Manufacturing, AM).

Permite el desarrollo de piezas que alcancen los estándares de calidad requeridos por los sectores interesados en la fabricación de componentes de precisión sometidos a condiciones extremas de trabajo. Los sectores aeroespacial, petróleo y gas, nuclear, automoción, implantes médicos, defensa o el industrial son los principales beneficiados de la tecnología HIP.

Ventajas HIP

Mejora las propiedades y el rendimiento de los materiales:

  • Mejora las propiedades mecánicas como vida a fatiga, resiliencia o ductilidad.
  • Aumenta la resistencia frente a la corrosión.
  • Da lugar a piezas con microestructura de grano fino con buenas propiedades mecánicas y sin anisotropía, gracias a un tratamiento homogéneo.
  • Une distintos metales sin necesidad de adhesivos que imponen límites en la temperatura.

Alcanza el 100% de la densidad teórica:

  • Elimina porosidades y consigue un alto grado de densificación de materiales.
  • Elimina defectos internos y de fundición de los materiales.
  • Da mayor consistencia estadística a materiales de alto rendimiento.
  • Mejora la confiabilidad.
  • Permite recuperar piezas defectuosas, reduciendo niveles de la tasa de deshecho.
  • Posibilita diseños más ligeros y/o de menor peso.

Producción más eficiente en los procesos de fabricación:

  • Reduce los requerimientos de los controles de calidad.
  • Optimiza el uso de polvo metálico en procesos de fabricación aditiva.
  • Permite combinar distintos tratamientos en un único ciclo de HIP.

Ahorro de costes:

  • Reduce el consumo de material gracias a la combinación de diferentes técnicas de fabricación.
  • Reduce el número de componentes defectuosos que no superarían el control de calidad.
  • Reduce los costes asociados a los controles de calidad gracias a la implementación de control estadístico por ensayos no destructivos (NDT) reduciendo el número de unidades que necesitan ser testadas.
Materiales

El proceso de prensado isostático en caliente (HIP) es idóneo para mejorar las propiedades de los componentes críticos producidos a partir de los siguientes materiales:

  • Aleaciones de aluminio
  • Aleaciones de cromo-cobalto
  • Aleaciones a base de cobre
  • Carburo de tungsteno cementado
  • Cerámica
  • Compuestos metálicos
  • Intermetallics
  • Aleaciones con base de magnesio
  • Aleaciones con base de titanio
  • Materiales magnéticos
  • Compuestos de matriz metálica
  • Superaleaciones a base de níquel y cobalto
  • Materiales ópticos
  • Plasma pulverizado y otros recubrimientos
  • Fundición de acero de baja y alta aleación