Contactar Linkedin Youtube Instagram Facebook Twitter

We've detected that you're browsing on a different language than your location.
Do you want to see the English version of this page?

English Español
Procesado para la conservación de alimentos

El prensado isostático en caliente (HIP) es un proceso que se utiliza para consolidar polvo metálico o para eliminar defectos en sólidos como poros, huecos y grietas internas, densificando el material al 100% de la densidad teórica. De esta forma, mejora las principales propiedades mecánicas de los componentes con grandes solicitaciones, tales como la vida a fatiga, la resiliencia o la ductilidad y, lo hace con mayor fiabilidad. Las ventajas asociadas al procesado por HIP son numerosas e interesantes para sectores, materiales y componentes diversos, pero ¿cómo comprobamos que el resultado final es realmente el esperado y la pieza tiene la calidad deseada? La respuesta a esta pregunta es, a través de las certificaciones.


 

 “Conjunto de propiedades inherentes a una cosa que permite caracterizarla y valorarla con respecto a las restantes de su especie”

La definición que ofrece Oxford Languages no deja lugar a dudas… Para valorar la calidad es necesario un procedimiento que establezca los parámetros y valores a considerar en la comparativa de varios elementos del mismo grupo, es decir, es necesario un estándar que certifique su excelencia.

A continuación recogemos algunos de los estándares de calidad más importantes según sectores, no obstante debemos ser conscientes de que también existen normas asociadas a la relación material-funcionalidad-HIP, de aplicación a cualquiera de ellos, tales como:

  • ASTM A1080/A1080M-19 – Instrucción técnica para prensado isostático en caliente de acero, acero inoxidable y fundiciones de aleación relacionadas.
  • ASTM B998-17 – Guía normalizada para prensado isostático en caliente (HIP) de piezas de fundición de aleación de aluminio.
  • ASTM A989 / A989M – 18 – Especificación técnica para bridas, accesorios, válvulas y piezas de acero aleado prensado isostáticamente en caliente para servicio de alta temperatura.

Por lo que es conveniente informarse más detalladamente en las agencias de normalización de cada país para completar la información disponible en esta entrada.

 

Certificaciones de calidad en el sector aeroespacial

La serie de Normas EN 9100​​, EN 9110​ y ​EN​ 9120​ tienen como objetivo aumentar la calidad, fiabilidad y seguridad de los productos aeroespaciales poniendo especial atención en el control del diseño, control de los procesos, compras y control de no conformidades.

Gracias a la implementación del esquema ICOP (Industry Controlled Other Party) se han convertido en estándares de calidad aceptados globalmente, pasando a denominarse AS/EN/JISQ 9100/9110 y reduciendo las auditorías individuales para cada cliente.

NOTA: Las abreviaturas AS, EN y JISQ indican las respectivas ediciones nacionales de la norma (AS = América, EN = Europa, JISQ = Japón).

Este procedimiento desarrollado por el International Aerospace Quality Group (IAQG) y otras asociaciones nacionales e internacionales, persigue la armonización global del Sistema de Gestión de Calidad Aeroespacial (AQMS). A través del ICOP, las actividades realizadas por los Organismos de Certificación acreditados garantizan el cumplimiento de buenas prácticas y mantienen actualizada la información del Sistema de Información de Proveedores Aeroespaciales en Línea (OASIS).

Otras normas a considerar son también:

NADCAP AC7102/6 – Nadcap Audit Criteria for Hot Isostatic Pressing (HIP)

El uso de la lista de verificación de auditoría de AC7102, garantizará que los proveedores acreditados de tratamiento térmico y/o piezas para el sector aeroespacial, cumplan con los estrictos estándares de alta calidad exigidos a sus productos.

AMS 2750 (Aerospace Material Specifications)

Es el estándar mayormente aceptado por la industria aeroespacial para el mantenimiento de hornos. Describe detalladamente los requerimientos pirométricos para instalaciones, equipos y sistemas de tratamientos térmicos de los proveedores de este sector.

Las específicas de los fabricantes de aeronaves, como Airbus, BAE Systems, Boeing, GE, Honeywell, Messier-Dowty, Pratt & Whitney, Rolls-Royce o Smiths y Snecm, entre otros.

 

Certificaciones de calidad en el sector automoción

El estándar de calidad en la industria del automóvil es el CQI-9, que se enfoca en la mejora continua de los tratamientos térmicos. Este estándar fue publicado en 2006 por la asociación norteamericana Automotive Industry Action Group (AIAG) y, desde entonces, se ha convertido en un requisito imprescindible para las empresas del sector de automoción. Por otro lado, la última revisión de la normativa de calidad IATF16949, aplicable a suministradores de la automoción, hace referencia expresa a su cumplimiento.

 

Certificaciones de calidad en el sector médico

La normativa entorno a todo lo relacionado con productos y procesos médicos es amplia y compleja, más allá de lo habitual. A la existencia de certificaciones distintas según países o regiones, se une el grado de especificidad de sus alcances que influye en el número de normas que son necesarias implantar para la comercialización de estos productos y la garantía de sus procesos productivos. Por este motivo, recogemos a continuación las más conocidas e invitamos a los interesados a contactar con un organismo de certificación acreditado para conocer cuántas y cuáles le son de aplicación.

En la relación de normas ISO encontraremos muchas normas clasificadas por:

  1. Naturaleza del material del implante, como por ejemplo la relación de normas ISO 5832 que distinguen diferentes materiales metálicos (acero inoxidable forjado, titanio no aleado, aleaciones específicas, etc.), o la norma ISO 13356:2015 de implantes quirúrgicos fabricados con materiales cerámicos a base de zirconio tetragonal estabilizado con itrio (Y-TZP).
  2. El elemento del cuerpo al cual sustituye, como ocurre con estos ejemplos:
    • ISO 21535:2009 – Implantes quirúrgicos no activos. Implantes de sustitución articular. Requisitos específicos para los implantes de sustitución de la articulación de cadera.
    • ISO 21536:2009 – Implantes quirúrgicos no activos. Implantes sustitución articular. Requisitos específicos para los implantes de sustitución de la articulación de rodilla
  1. La necesidad de evaluar aspectos como la compatibilidad biológica, tal es el caso de la norma ISO 10993-1:2018 u otros más propios de su funcionalidad, resistencia, durabilidad, etc. como puede ser la norma ISO 14801:2017 específica para ensayar la carga dinámica de implantes dentales endoóseos.

Ocurre lo mismo con los estándares en ASTM para el mercado norteamericano cuya larga relación de normas puede encontrarse en esta web.

 

Certificaciones de calidad en el sector petróleo & gas

A continuación se relacionan algunas de las familias de normas más comunes a considerar en la fabricación de componentes destinados a este sector:

El American Petroleum Institute (API) es otra de las instituciones de referencia que definen los estándares en este sector. Existen algunas publicaciones que cubren el uso de componentes realizados mediante HIP, como la API TR 938-C en cuya última edición ya se tiene en cuenta el uso del proceso de HIP en piezas de dúplex para bombas, válvulas y otras aplicaciones.

 

 

Para más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *