Contactar Linkedin Youtube Instagram Facebook Twitter

We've detected that you're browsing on a different language than your location.
Do you want to see the English version of this page?

English Español
Procesado para la conservación de alimentos

El abuso en la explotación y consumo de los recursos fósiles para la movilidad alrededor del mundo ha dirigido a la humanidad a una crisis ambiental sin precedentes. Ha llegado la hora de difundir el mensaje de la movilidad verde en todos los rincones del planeta, y en este sentido el hidrógeno (H2) se posiciona como el combustible clave en la transición hacia un nuevo modelo energético más sostenible. Gracias a continuos esfuerzos en  innovación y al desarrollo de tecnologías de altas presiones, Hiperbaric profundiza en el proceso de compresión del hidrógeno por altas presiones para su uso  en todo tipo de medios de transporte sin emisión de gases de efecto invernadero.


El marco actual de nuestra realidad planetaria se encuentra dañado por la crisis ambiental, una creciente y devastadora merma de los recursos naturales y la contaminación que genera su explotación, transporte y consumo masivo. Uno de los ejemplos más conocidos es el del petróleo y las cantidades ingentes de CO2 que se emiten a la atmósfera en cualquiera de sus procesos. Esta coyuntura pide a gritos un cambio que frene esta crisis ecológica y sus efectos destructivos para poder seguir desarrollando sociedades avanzadas.

En línea con la apuesta de la Comisión Europea con respecto al hidrógeno, el pasado noviembre de 2020, España se sumó con su hoja de ruta a la Estrategia de Descarbonización mundial a Largo Plazo (ELP 2050), que permitirá reducir un 90% las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) con respecto a 1990.  Esta ambición climática de economía verde de la mayoría de los países del mundo es ya una realidad presente. 

Debemos aprovechar todo el potencial de las energías que nos llegan de manera natural y gratuita, dejando de lado la extracción de aquellas que existen desde hace millones de años en las profundidades de la tierra. Si atendemos a la escala de Kardashov (método propuesto en 1964 para medir el grado de evolución tecnológica de una civilización) de las tres categorías que se proponen, y basadas en la cantidad de energía que una civilización es capaz de utilizar de su entorno, la civilización humana está en el nivel más bajo del tipo I de la evolución. Es decir, estamos muy alejados aún de lo que se considera tener el dominio de los recursos de nuestro planeta.

El H2 verde permite la obtención de energías limpias 100% libre de emisiones nocivas.

Energías renovables para obtener hidrógeno verde

La parte positiva es que vamos dando pasos, poco a poco pero encaminados. A día de hoy, sabemos que en la naturaleza existe de manera abundante (el más abundante del universo) e inagotable, un elemento que es capaz de almacenar energía: el HIDRÓGENO (H2). Esta molécula que no se encuentra de manera libre pero que obtenemos mediante diferentes métodos, se puede comprimir gracias a su baja densidad, almacenar de diferentes formas y utilizar como combustible limpio. Y sí, por muy asombroso que parezca, es un hecho real y el ser humano ha llegado hasta él. A la versión futurista de la fusión nuclear del H2 aún tendremos que esperar unos cuantos años más, tal vez siglos.

En el camino de la transición ecológica, existe una alternativa cada vez más presente para obtener el H2 a partir de energías renovables, como la solar o la eólica, y mediante el proceso de la electrólisis del agua, que es uno de los métodos para obtener hidrógeno renovable o verde.

Compresión de hidrógeno por altas presiones

En este marco, Hiperbaric es un vector clave y comprometido con la economía verde para frenar el cambio climático. Como líder mundial en altas presiones y con la mirada puesta en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 7 (combustible más limpio), 9 (ofreciendo nueva tecnología y el uso más eficiente de la energía), 12 (cambiando a nuevos patrones de consumo y producción) y 13 (acción por el clima), ofrece un desarrollo tecnológico de compresión de H2 por alta presión. Se trata de un compresor que apuesta por la conservación y la sostenibilidad en el medio ambiente y cuyo uso en movilidad se enfoca a su implantación en estaciones de recarga o hidrogeneras.

Este reto innovador ofrece la posibilidad de comprimir el hidrógeno verde como energía en el sector de la automoción, permitiendo así reducir costes, seguir avanzando en el camino de la descarbonización y apostar por un transporte sostenible con bajas emisiones de carbono para automóviles, trenes, barcos, aviones y un largo sinfín de equipos industriales. De forma paralela, la compresión de hidrógeno permitirá desarrollar oportunidades en diferentes ámbitos como en el proceso de almacenaje o en procesos de I+D+i sobre H2.

La tecnología de compresión de hidrógeno por altas presiones de Hiperbaric tiene un papel clave en el proceso del consumo de energías limpias. Si ya somos capaces de producir energías renovables, seamos capaces de integrar el H2 en nuestro día a día como fuente alternativa, apartando el consumo del carbón y consiguiendo la descarbonización de la movilidad de nuestro planeta. Empieza la movilización, ¿te subes a ella?

Si desea saber más sobre Compresión de Hidrógeno, ¡no dude en contactarnos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *