Contactar Linkedin Youtube Instagram Facebook Twitter
Procesado para la conservación de alimentos

Oceanía es un mercado que, aun estando en las antípodas de la sede de Hiperbaric en España, siempre ha innovado y apostado por el procesado por alta presión (HPP) para asegurar la calidad organoléptica y microbiológica de sus alimentos y bebidas; de hecho, la tecnología HPP en zumos se inició en este continente. Multitud de empresas han desarrollado sus productos aplicando altas presiones, lo que les ha permitido ampliar su mercado a otros continentes.


Oceanía y HPP, una historia que surgió de los zumos

Aunque parezca que Oceanía queda alejada del resto de continentes, en hábitos de consumo experimenta las mismas tendencias que el resto de mercados: preferencia por productos más saludables, menos procesados y que aporten todo el valor nutricional que se les supone. Por eso, Oceanía y HPP son indisociables.

De hecho, fue en Australia donde nació una de las aplicaciones que más auge experimenta en todo el mundo. El uso de la tecnología HPP en zumos para preservar los componentes nutricionalmente interesantes, sin necesidad de adicionar conservantes, saborizantes, antioxidantes o aditivos químicos de ningún tipo. Y es que Preshafruit empezó con el negocio de los zumos de manzana HPP allá por 2008.

Pero no es el único ejemplo de asociación Oceanía y HPP. En Nueva Zelanda también existen grandes ejemplos de casos de éxito HPP en las estanterías de los supermercados. Homegrown Juice es el claro ejemplo que nos demuestra que esta tecnología es usada en casi todos los rincones del mundo.

Otras aplicaciones HPP en Australia y Nueva Zelanda

El procesado por altas presiones siempre ha estado muy ligado a la industria de productos cárnicos, siendo éste durante muchos años, el primer sector usuario de la tecnología HPP en todo el mundo. Por supuesto, Oceanía no iba a ser menos… Y es que, siendo Australia el segundo consumidor de carne del mundo, por detrás de EE.UU., la industria tiene que garantizar su calidad microbiológica al consumidor final. Por ejemplo, nuestros clientes Moira Macs o Tender Choice, utilizan con éxito la tecnología de Hiperbaric para eliminar los posibles riesgos de recontaminación en productos loncheados o cortados.

 

Demanda de productos cárnicos en Australia, Oceanía. Fuente: OECD-FAO 2019
Demanda de productos cárnicos en Australia, Oceanía. Fuente: OECD-FAO 2019

 

Otro ejemplo de uso de HPP en productos cárnicos de Oceanía, aunque en esta ocasión no para consumo humano, es otra tendencia mundial que también se sigue en estas latitudes, la dieta BARF para nuestras mascotas. Esta dieta basada en alimentar a nuestros fieles compañeros con carne cruda, representa un riesgo, tanto para ellos, como para nosotros. Por ello, las empresas más concienciadas con la calidad y seguridad alimentaria, como la empresa neozelandesa Kiwi Kitchens, utilizan la alta presión hidrostática para reducir los posibles patógenos y bacterias asociados a la carne cruda, tales como Salmonella, Listeria, E. coli, y Campylobacter.

 

Producto HPP liofilizado de la empresa Kiwi Kitchens en Oceanía
Producto HPP liofilizado de la empresa Kiwi Kitchens en Oceanía

 

También podemos encontrar ejemplos de empresas en Australia (Simpson Farms) y en Nueva Zelanda (Fressure Foods) que usan la tecnología para aumentar la vida útil de sus productos de aguacate y, que son el motivo de que la décima edición del Word Avocado Congress (WAC) se celebre en 2023 en Oceanía, concretamente en Nueva Zelanda. No en vano, debemos recordar que en esta región del mundo se produce y consume aguacate, como en todos los demás continentes, ¿no? Recordemos que la tecnología HPP permite mitigar la polifenoloxidasa (PPO), enzima encargada de pardear el aguacate, y conseguir una vida útil próxima a los 60 días.

Actualmente en la región, Hiperbaric tiene instaladas 17 máquinas, lo que representa el 65% de las máquinas HPP instaladas en el continente. De estas 17, ocho de ellas para procesar zumos y bebidas, tres para productos cárnicos y dos para productos de aguacate. También tiene equipos de Hiperbaric el centro de maquila en Sydney, que pone en contacto a pequeños negocios, startups y emprendedores de Oceanía con HPP, de forma que puedan aportar a sus productos las numerosas ventajas de esta tecnología, sin costes excesivos.

Si quieres conocer más sobre la tecnología HPP en Oceanía y cómo mejorar la seguridad y calidad de tus productos, no dudes en contactar con Hiperbaric, la empresa líder mundial en equipos para el procesado de alimentos por altas presiones hidrostáticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *