Contactar Linkedin Youtube Instagram Facebook Twitter

We've detected that you're browsing on a different language than your location.
Do you want to see the English version of this page?

English Español
Procesado para la conservación de alimentos

La pandemia de coronavirus ha tenido un impacto enorme en la economía mundial, haciendo mella en todos los ámbitos productivos. El sector aeronáutico, uno de los principales damnificados, ha decidido abordar el futuro con una mirada mucho más respetuosa con el medio ambiente, acorde a las nuevas directrices que marcan los gobiernos. En esta entrada descubrirás hacia dónde encauza el sector sus líneas de investigación y cómo el prensado isostático en caliente contribuye a alcanzar sus metas de sostenibilidad ambiental y recuperación económica.


Sector aeronáutico a nivel económico

El impacto que ha tenido la pandemia de COVID-19 en el sector aéreo hasta hace “pocos días”, ha sido enorme. El cierre de fronteras entre países y las restricciones en los vuelos nacionales ha reducido de forma notable el número de viajeros, golpeando duramente a las aerolíneas, las empresas de servicios asociadas y, por supuesto, la industria aeronáutica y auxiliar. Según Statista, en la primera mitad de 2020, el número total de pasajeros a nivel mundial disminuyó en aproximadamente 1,2 mil millones.

Si avanzamos en el año para analizar cómo han influido en las cifras del sector un mayor conocimiento de esta pandemia y la adopción de medidas cada vez más restrictivas, Statista señala que, durante la semana del 12 de octubre de 2020, la cantidad de vuelos programados en todo el mundo disminuyó en un 46,4% de media, en comparación con la misma semana de 2019 y con variaciones significativas según países. En algunos países, como por ejemplo Italia, la disminución interanual en el número de vuelos de pasajeros alcanzó más del 90%.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha estimado en uno de los escenarios planteados, que las medidas de contención iniciales tomadas por los gobiernos supondrá a la industria de la aviación mundial una pérdida de ingresos de aproximadamente 370 billones de dólares estadounidenses.

A día de hoy, gracias a la creciente necesidad de volver a la normalidad, a una agresiva campaña de vacunación a nivel mundial y a la puesta en marcha de medidas adicionales previas y posteriores al uso del avión, los viajeros perciben más control y seguridad haciendo que el número de vuelos aumente y de un ligero respiro a la economía de todo el sector aeronáutico. Sin embargo, con la llegada de nuevas variantes más contagiosas, los gobiernos plantean medidas más rigurosas para evitar que repunten las cifras de contagios y fallecimientos haciendo que la recuperación sea más lenta e incierta de lo deseado.

Para hacer frente a esta situación, la industria aeronáutica mundial ha decidido ver las oportunidades y apostar por la I+D y la sostenibilidad, mientras la parte comercial del sector intenta reinventarse con medidas de seguridad adicionales y nuevas certificaciones de calidad.

La I+D del sector aeronáutico apuesta por un futuro verde

Las imágenes que mostraban los descensos de contaminación en China en el mes de marzo de 2020 como consecuencia del cese de actividad industrial y de transporte, dieron la vuelta al mundo y manifestaron, sin lugar a dudas, que el medio ambiente iba a beneficiarse de la pandemia, al menos en lo que concierne a la calidad del aire.

El sector aeronáutico es consciente del impacto que su actividad tiene sobre el cambio climático y el medio ambiente. Las regulaciones más estrictas están empujando a la industria hacia un futuro más sostenible y hay que desarrollar nuevas soluciones técnicas. Éste es un momento crítico para la I+D+i del sector pues ha de desarrollar una actividad más respetuosa con el medio ambiente.

En el stand virtual de Clean Sky podemos ver algunos de los proyectos en curso en Europa, por ejemplo:

  • El proyecto de demostración de motores Tech TP, que persigue desarrollar un motor sostenible, de bajo consumo de combustible y silencioso para su uso en la aviación general y avionetas.
  • El motor UltraFan que implementa varios avances tecnológicos nuevos para alcanzar una mayor eficiencia y viajes comerciales más sostenibles. También se centra en optimizar la góndola del motor para reducir su resistencia al viento y aumentar la eficiencia.
  • El Proyecto SA2FIR es un simulador que permitirá a los ingenieros comprender mejor los fenómenos físicos, la acústica y la aerodinámica para diseñar una nueva gama de motores más ecológicos que reduzcan el consumo de combustible y el ruido.
  • El proyecto RACER que combina un diseño de ala innovador con estructuras más ligeras.
  • El proyecto NextGenCTR que presenta un concepto de transmisión que está separado del motor, así como un sistema de control de vuelo avanzado y otras mejoras en el fuselaje y otras partes para optimizar la dinámica de vuelo.

La aportación del prensado isostático en caliente (HIP) a ese futuro verde

El prensado isostático en caliente es una tecnología de fabricación que mejora las propiedades mecánicas del material aplicando calor y presión simultáneamente. El prensado Isostático en caliente a forma final (NSHIP) ha demostrado ser una tecnología de fabricación capaz de producir piezas de alto rendimiento para estos nuevos motores. Un claro ejemplo es la nueva turbina de presión intermedia Ultrafan, fabricada por ITP y CEIT para Rolls Royce.

También se recurrirá a la fabricación aditiva combinada con HIP, una tecnología gracias a la que el ingeniero podrá diseñar, con mayor libertad y funcionalidad, los componentes de esta nueva generación de aviones y motores. El uso combinado garantiza que las propiedades mecánicas y el rendimiento a la fatiga de esas futuras piezas sean las idóneas, reduce los costes de fabricación gracias a la optimización topológica de las piezas y garantiza su respuesta estructural gracias a las ventajas inherentes al prensado isostático en caliente. Además, contribuye a aligerar el peso del componente contribuyendo a la reducción del peso total de la aeronave y, por tanto, al consumo de combustible y emisión de gases contaminantes.

Hiperbaric es plenamente consciente de las necesidades del sector aeronáutico y, por ello, ha creado el Centro de Innovación HIP que pone a disposición del sector aeronáutico, el equipamiento y asesoramiento técnico necesario para que empresas de todo el mundo investiguen y desarrollen sus productos HIP.

También ofrece una nueva gama de equipos HIP compactos, versátiles y eficientes. Esto permite a nuestros clientes acercarse a mercados altamente exigentes que requieren excelentes propiedades mecánicas de los componentes o materiales.

Para más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *