Productos cárnicos

Jamón cocido en lonchas y envasado al vacío o atmósfera modificada, cortes de pollo o pavo asados, embutidos fermentados o curados… son tantas las posibilidades como ventajas las que ofrece la tecnología de altas presiones hidrostáticas (HPP) en el procesado de productos cárnicos de todo tipo.

¡Incluso las mascotas se suman a la alimentación saludable a base de carne cruda procesada por HPP!

Mayor vida útil. Mismo sabor y valor nutricional

    • El proceso HPP se aplica después del loncheado / rebanado y envasado /empaque, lo que permite reducir o eliminar por completo el uso de aditivos al no existir contaminación cruzada. Además, la inactivación de gran parte de las bacterias responsables del deterioro permite aumentar significativamente la vida útil del producto
    • Las legislaciones más exigentes demandan para los productos cárnicos listos para el consumo (RTE) ausencia total de Listeria monocytogenes. La única forma de conseguirlo es mediante la tecnología HPP, pues se trata de un proceso aplicado en frío que no deteriora las delicadas características de estos productos
    • Loncheados envasados al vacío o atmósfera modificada, piezas de carne completas, bandejas en “skin”… cualquier tipo de formato flexible es compatible con el proceso HPP

    Nuestras mascotas también sufren los efectos del uso incontrolado de aditivos en su comida. Con la tecnología HPP es posible suprimir su uso para garantizar la alimentación natural de nuestros fieles acompañantes de cuatro patas y garantizar un pelaje más brillante, unos dientes sanos o unas digestiones más llevaderas

¿Sabías qué?

Gracias al potencial de la tecnología HPP para inactivar patógenos en productos cárnicos curados y fermentados sin hacer uso de temperaturas elevadas, multitud de productores de todo el mundo han podido acceder a mercados muy exigentes donde se requiere la ausencia total de bacterias como Listeria monocytogenes… ¡sé tú el siguiente!

Más aplicaciones de la HPP