Guacamole y productos con aguacate

Las historias recientes del aguacate y del guacamole no se entienden sin la tecnología de altas presiones hidrostáticas (HPP).

Su implementación ha popularizado el consumo a nivel global de estos productos gracias a que ahora es posible extender su útil comercial manteniendo intactos el color, aroma y sabor para que el consumidor pueda adquirirlos frescos como el primer día

Mayor vida útil. Mismo sabor y valor nutricional

  • casos sí reduce su actividad. Esto supone una ventaja en el caso del guacamole, donde el característico color verde del aguacate se mantiene estable durante más tiempo gracias a este fenómeno
  • Color, sabor y nutrientes se mantienen intactos gracias a que el proceso HPP prescinde del uso de temperatura. Todo lo contrario ocurre con los microorganismos, que se ven inactivados garantizando vidas útiles más largas y seguridad alimentaria
  • ¿Para qué seguir añadiendo aditivos al guacamole y salsas? El proceso HPP se aplica sobre alimentos previamente envasados, lo que impide la contaminación cruzada y permite prescindir del uso de conservantes artificiales
  • ¿Prefieres colocar tus productos en el lineal de un supermercado? ¿O prefieres almacenarlos durante más tiempo o enviarlos a establecimientos de restauración? Todo es posible. Puedes aplicar el proceso HPP sobre tarrinas, bolsas a granel, botellas o cualquier otro tipo de envase flexible

¿Sabías qué?

Tradicionalmente el guacamole era un alimento que únicamente podía disfrutarse en zonas productoras de aguacate o en casa tras adquirir la fruta a precios desorbitados… sin embargo, gracias a la tecnología HPP, ahora hay multitud de empresas elaborando este producto en todo el mundo… ¡incluso en zonas impensables como los Grandes Lagos en EEUU!

Más aplicaciones de la HPP