Las salsas frescas refrigeradas, los aderezos para ensaladas, y el creciente segmento de los dips (salsas para untar o bañar snacks y aperitivos) constituyen un excelente ejemplo de aplicación de la técnica de procesado por altas presiones.

Con la salsa fresca o dip ya lista para consumo y envasada bien en formato botella, bolsa, tarrina, copa flexible, o barqueta con film de sellado (siempre material flexible), el proceso HPP permite conseguir un producto con vida útil multiplicada, manteniendo la frescura y la calidad organoléptica de sus ingredientes. Puesto que HPP es un proceso no térmico, no se ven afectadas las cualidades nutricionales del producto, ni se cambian las propiedades de la emulsión.

Salsas de tomate frescas, guacamoles, salsas pico de gallo, aderezos con base láctea, hummus, taboulé, son productos listos para consumo de alto valor añadido y que cambian mucho de sabor y propiedades tanto si son sometidos a pasteurización térmica tradicional como si se formulan con aditivos, acidulantes e ingredientes artificiales que ayuden a su conservación. Con el procesado por altas presiones, se facilita el acceso a los mercados premium, con dips y salsas sin esos ingredientes químicos que enmascaran el verdadero sabor y calidad del producto. Referencias más naturales, más sabrosas, más frescas… y con larga vida útil en refrigeración.

Vídeos de Salsas y dips

En estos momentos no tenemos disponible ningún vídeo para esta sección.
Puedes consultar todos nuestros videos en Hiperbaric TV

Algunos ejemplos de productos HPP

Clientes que procesan Salsas y dips por alta presión:


Referencias científicas:

  • J.G.WAITE, J.M. JONES, E.J. TUREK, C.P. DUNNE, A.O. WRIGHT. Production of Shelf-Stable Ranch Dressing Using High-Pressure Processing JFS M: Food Microbiology and Safety Vol 74, n2 2009